El compostaje

Hoy vamos a hablarles sobre  el compostaje, una forma ideal de crear abono natural aprovechando los residuos orgánicos que producimos a diario.

Existen numerosas formas de realizar compost, la mas común es en compostadores.

Se preguntara donde instalar un compostador?

La mejor ubicación seria en una zona soleada, sobre tierra natural y a poder ser encima de un agujero recién cavado, ya que así favorecemos la entrada de insectos y demás organismos a nuestro compostador. Ellos serán nuestro gran aliado a la hora de trabajar el compost.

¿ Como debo trabajar el compost?

En primer lugar debemos rellenar el compostador con aproximadamente 2 cubos de restos orgánicos procedentes de otro compostador o pila de compostaje, para que los microorganismos que contienen actúen inmediatamente sobre los residuos y se puedan reproducir. Otra opción seria introducir en el fondo hojas y ramas para facilitar la aireación y el drenaje así evitaremos encharcamiento y excesos de agua.

 

A continuación puede comenzar a rellenar el compostador, de forma muy paulatina, para no aglutinar el compost y pueda ir cogiendo forma poco a poco.

No olvide la aireación, puede airear con algún tipo de aireador o bien con alguna varilla alargada.

También seria ideal mantener la tapa del compostador abierta durante primavera verano y otoño, manteniéndola cerrada en invierno para evitar bajas temperaturas y heladas.

Una vez instalado el compost empezamos a seleccionar residuos.

¿Qué materias orgánicas podemos  compostar?

Se puede compostar:  Restos de frutas y verduras, posos de café o de té, cascara de huevo (desmenuzada), plantas en maceta, flores…

 

Que NO se debe compostar : Carne, pescado, sobras de comida, pan, embutido, queso, huesos, plantas enfermas, ceniza, cigarrillos, bolsas para aspirador, restos de barrido, envases de bebida…

 

Ahora que ya tienes las primeras nociones de como realizar un maravilloso abono, date prisa y no pierdas mas el tiempo, recicla tus residuos y comprobaras los beneficios del compost.